Crónicas de la 4R: Carbón Verde en Doble Bolsa

carbon verde

Crónicas de la 4R: Carbón Verde en Doble Bolsa

—El problema del aire se va a solucionar… pronto —dijo Manolo en su sermón mañanero—. Yo ya le mandé una carta a Tláloc exigiéndole… que se disculpe por tenernos tan secos y contaminados. De hecho… he aprovechado para reclamarle por no haber auxiliado a Cuauhtémoc cuando le quemaron los pies.

—Señor Presidente, ¿pero por qué no se activó el protocolo de contingencia mientras recibía respuesta? —preguntó un reportero confundido.

—Claro que se activó… se pidió que todos respiráramos menos. Además, la carta se envió en cuanto recibimos los reportes… de la mala calidad del aire. Sólo que la prensa fifí… exagera como siempre, se les olvida que este gobierno no es como los anteriores. Ya no hay protección para nadie, el que dañe al medio ambiente será castigado.

—Se reportó que para construir el nuevo aeropuerto se tendrán que talar más de 5 mil árboles, ¿qué hay de cierto en ello?

—No es más que una estrategia del hampa del periodismo… para desprestigiarnos —respondió Manolo con su pícara sonrisa senil—. Esos árboles se ofrecieron como voluntarios para colaborar con el desarrollo de esta etapa post-neoliberal. Se transportarán con todo y raíces al lago de Texcoco para que sigan creciendo… a la orilla de sus dulces aguas.

—¿Y qué hay de las millones de toneladas de carbón que compró la actual administración? —increpó otro periodista.

—¡Ah! Qué bueno que lo mencionas. Con ese carbón… revitalizaremos la industria energética en nuestro país como nunca antes se había visto.

—Pero la quema de carbón es uno de los principales contaminantes.

—Pues yo tengo otros datos. Y lo que tú no sabes es que se trata de un carbón ecológico. El humo que desprende es verde, y de hecho… ayuda a regenerar la capa de ozono.

Un reportero con bigote al estilo Charles Chaplin levantó la mano y Manolo Lópes le dio la palabra a la brevedad.

—Señor Presidente, con estas políticas ni siquiera Suecia nos hará competencia en materia del cuidado ambiental. ¿Cómo puede usted ser tan grandioso?

—Bueno, me ayuda ir a la caja de bateo cada semana. Se libera mi mente y me llegan grandiosas ideas… con cada hit. Mi swing va mejorando para mandar a volar a… los detractores.

—Presidente Lópes —continuó otro periodista—, se dice que el Tren del Sur destruirá el hábitat de cientos de jaguares. ¿No sería conveniente cancelar el proyecto considerando la situación ambiental actual?

—No —Manolo meneó su dedo índice—, esas son más mentiras de la prensa fifí. El Tren del Sur contará con vagones exclusivos para jaguares. Tendrán camas de ramitas, un poco de pasto y… todo lo que necesitan para vivir felices. Ya no tendrán que casar, les daremos una tarjeta… para que pidan jabalí enlatado en la cafetería.

jaguar tren maya

—Por último, Licenciado. La nueva refinería contribuirá a la contaminación atmosférica. ¿Hay algún plan en marcha para contrarrestar su efecto?

—Sí, sí… sí. Por su puesto. Aunque primero tendríamos que definir si se dice refinería o refinadora. Yo he escuchado ambas y no sé cuál sea la correcta. Ojalá… alguien nos pudiera aclarar la duda.

En una ciudad fifí de provincia, un ciudadano molesto se arreglaba para salir a trabajar.

—Mira a este imbécil —le dijo a su esposa mientras observaba el sermón de Manolo por televisión—. Va a destruir al país y el medio ambiente y no hay nada que podamos hacer.

—Hay que ir a la próxima marcha —sugirió su mujer.

—Me gustaría, pero hay partido de fútbol a la misma hora —se lamentó mientras se acomodaba la corbata.

—Ya será después. ¿Sabes si ya empezó a salir agua caliente de la regadera?

—Aún no, dale unos 5 minutos más y ya te metes.

La pareja desayunó un poco de avena instantánea con una manzana perfectamente envuelta en Kleen Pack. Una vez que terminaron se dieron un beso de despedida y cada quien se subió a su auto para cumplir con sus deberes matutinos.

Él llegó a la oficina en su coche sin verificar, se sentó frente a la computadora y se dedicó a pretender que trabajaba. Por suerte la había dejado prendida para que no tardara en iniciar. Ya pensaba en qué pediría para el almuerzo en Uber eats.

Ella fue al súper de a la vuelta en su camioneta 8 cilindros. Compró toda su verdura empaquetada (pero orgánica) y pidió doble bolsa al cerillito para que no se fueran a romper.


¿Quieres aportar tu granito de arena para mejorar la crisis ambiental? Lleva tu bolsa ecológica al mercado.

No Comments

Post A Comment