El Dedal de Oz

El Dedal de Oz

Escribo este informe para documentar un descubrimiento que puede cambiar la percepción de nuestra historia como raza humana. Tengo pruebas contundentes de la existencia de una civilización diminuta. Quizá los habitantes de la Atlántida tan solo medían unos cuantos centímetros, o tal vez hay una sociedad miniatura y secreta de la que nunca nadie ha hablado.

atlantis

He encontrado un artilugio de lo más peculiar. Es un pequeño artefacto cilíndrico de metal de 2 centímetros de altura. Es hueco, tiene una abertura por el lado más ancho y es completamente cerrado en su extremo más angosto. Tiene varias hendiduras, quizá producto de su uso, aunque lucen tan simétricas que quizá tengan algún tipo de función antiderrapante.

Tengo tres hipótesis principales al respecto de su utilidad:

  • Es una papelera que usaban para arrojar la basura en sus oficinas y baños.
  • Es un banco para sentarse y los puntitos cóncavos servían para que no se resbalara el minúsculo trasero de estas personitas.
  • Es un sombrero para representar al Hombre de Hojalata en la obra del Maguito de Oz.

hombre de hojalata

Yo pondría este objeto en un museo de antropología de inmediato, pero sé que los humanos de tamaño regular, escépticos y capitalistas, van a querer encontrarle un uso comercial. Así es que antes de que ultrajen este importante descubrimiento, les voy a dar algunas ideas hasta con tono comercial:

  • Simpático accesorio para títeres de dedos. ¡Imita a los atlantes y representa al Hombre de Hojalata en tu teatro de dedos con este sombrerito de metal!
  • Niña, ¡no dejes que tus muñecas vivan en un lugar sucio! Regálales este bote de basura y enséñalas a que depositen los papeles usados en su lugar.
  • Aretes para dama estilo Atlantis. ¡Demuestra que eres una conocedora de la historia literaria y presume estas elegantes arracadas en tus fiestas de fin de año!

Y bueno, para la gente aburrida, ya que este trocito de historia embona perfecto en la parte alta de los dedos, pudiéramos usarlo para protegernos de las agujas al momento de coser.

dedal


Te quedaste con ganas de seguir leyendo? Adquiere mi novela El Sueño de Unos.

No Comments

Post A Comment